Conócenos

Qué es el Rastrillo Aragón de la Fundación Federico Ozanam

El “Rastrillo Aragón” es un popular bazar anual que con ilusión y empeño llevan a cabo más de 850 voluntarios. Y que cuenta con la colaboración de 500 empresas las cuales donan sus productos. Alrededor de150.000 zaragozanos consiguen con sus aportaciones la exitosa consecución del Rastrillo año tras año. Los fines del Rastrillo no se limitan a recaudar fondos para la obra social de la Fundación Federico Ozanam, pretende y consigue movilizar a la Sociedad Zaragozana para trabajar todos juntos en aras de una sociedad más justa, preocupada y resuelta ante los problemas de los más desfavorecidos y dinamiza al voluntariado haciéndole partícipe de los proyectos de la Fundación.

Historia del Rastrillo Aragón

Si bien las dimensiones y distribución del Rastrillo han cambiado durante estos años, no lo han hecho los valores de entrega, solidaridad y compromiso que movieron a cerca de trescientos voluntarios, en el año 1987, a comenzar este largo y fructífero camino.

Desde los 42.000 euros recaudados el primer año hasta los más de 596.000 de la última edición, cada euro ha contribuido a conseguir alcanzar los objetivos propuestos


El Rastrillo ha pasado por diferentes enclaves, el pabellón Francés de la Antigua Feria de Muestras, Gran Vía, Avenida Madrid, Recinto ferial de la Chimenea y su actual ubicación: la Sala Multiusos del Auditorio, siempre buscando la comodidad y facilidad de acceso para visitantes y voluntarios.

La diversidad de productos ha estado siempre presente en el Rastrillo y se han ido adaptando a los cambios modas y tendencias: en sus comienzos existían puestos de cestería, disfraces, animales... que han ido dejando paso a los actuales Stands de ropa nueva, pastelería, ropa blanca o complementos entre otros.


¿Dónde se ha destinado la recaudación obtenida?

A lo largo de estos años el Rastrillo ha apoyado económicamente la construcción de cuatro Centros residenciales para Mayores: Residencia Maria Auxiliadora inaugurada en 1989, Residencia San Antonio en 1993, Residencia Nuestra Señora de Carmen inaugurada en 1995 y Residencia La Magdalena, inaugurada en el año 2000.

Además ha financiado otros muchos proyectos como el Servicio de Ayuda a Domicilio para la tercera edad; la Bolsa de Vivienda donde se ayuda a la población en situación de riesgo de exclusión al acceso a una vivienda digna, y las dos pasadas ediciones la recaudación se destinó al equipamiento de la Residencia y Centro de Día CAI-Ozanam Oliver.

No hay comentarios :